Quiropráctica


Ventajas y aplicaciones


Soluciona muchas patologías del movimiento y además se pueden diagnosticar y tratar en las primeras fases, con lo cual evitamos problemas mayores. También en la fase de recuperación aceleramos la curación y prevenimos recaídas. Antes de empezar la temporada de trabajo podemos tener un caballo en óptimas condiciones para competir.

Problemas musculares: dolor, tensión, falta tono…

Problemas articulares: movimiento irregular, cojeras, caballos con limitación de giro a un lado… Prevención y tratamiento en el caballo deportivo.

Resolución del problema origen de muchas cojeras.

Mantenimiento en caballos viejos.

Enfermedades orgánicas (cólicos, toses…) de origen articular.


Nociones Básicas Quiropraxia


Los trastornos mecánicos de la columna vertebral pueden afectar los nervios alterando su función a nivel de órganos, articulaciones, músculos.... dependiendo de su localización.

Con la palpación y movilización de estas articulaciones se localizan y se corrigen estos desajustes con lo cual el nervio recupera su función normal y el cuerpo su equilibrio.

Este trastorno se llama “subluxación”.

Muchas subluxaciones de la columna vertebral tienen como consecuencia un apoyo inadecuado de los extremos, los cuales se ven afectados de forma secundaria (artritis, tendinitis…). Así pues, el tratamiento de la extremidad necesitará una recuperación de la columna para que la solución sea total y no tengamos recaídas.

Frecuentemente tenemos alteraciones difíciles de definir, ¿Cuántos caballos giran bien hacia un lado y mal hacia el otro?, ¿cuántos caballos están radiográficamente bien y en cambio su movimiento es irregular?, etc…

Muchas veces pequeños desajustes de las articulaciones de la columna vertebral se pueden manifestar de las más variadas formas

 

Causas frecuentes que promueven las subluxaciones de la columna:

Box (dimensiones, tiempo estancia...). Accidentes. Anestesias.                                              Viajes (principalmente largos). Falta de movimiento (box pequeños). Dificultades en el parto. Edad avanzada. Silla de montar inadecuada. Entrenamiento. Herraduras inadecuadas. Cojeras.

No es lo mismo el alivio temporal que la corrección permanente. Algunos síntomas remiten enseguida y otros necesitan más tiempo en función del caso, para que las causas del problema se corrijan completamente y permitir que los ligamentos y músculos afectados se refuercen y se acoplen a su nueva posición. De otro modo el problema puede volver.